Acción Educar expone en el Senado sobre proyecto que crea red de CFT estatales: “La iniciativa no responde a los desafíos de la educación superior técnica”

10 de Junio, 2015
Crédito Senado
Email this to someoneTweet about this on Twitter

Raúl Figueroa, director ejecutivo de Acción Educar fue invitado a exponer a la Comisión de Educación del Senado sobre el proyecto de ley que impulsa el gobierno y que pretende crear una red de Centros de Formación Técnica (CFT) estatales en el país, uno en cada región.

“Este proyecto de ley desconoce la realidad actual del sistema técnico superior chileno. Hoy existe una oferta educativa de instituciones que imparten carreras técnicas que está altamente descentralizada, donde centros privados y otros ligados a universidades del Consejo de Rectores están presentes en todas las regiones, haciéndose cargo de manera adecuada de la demanda que existe por este tipo de educación. No se evidencia un déficit en cuanto a la cobertura que justifique la creación de esta red de nuevos planteles estatales”, sostuvo Raúl Figueroa.

Destacó que en 13 de las 15 regiones, ya existen CFT o IP asociados a alguna universidad del CRUCH, varios de ellos a universidades estatales, a lo que se suma la amplia oferta de instituciones privada no pertenecientes a dicho Consejo, alrededor de 90 instituciones, algunas de las cuales han alcanzado un importante prestigio, como el caso de Inacap, que tiene sedes en 12 regiones del país.

Además, se suma a esta oferta educativa, las carreras técnicas que dictan directamente muchas universidades estatales, especialmente en regiones. Para el año 2014, la matrícula técnica de universidades estatales superaba los 22 mil alumnos y 13 de las 16 universidades del Estado presentaban matrícula en carreras técnicas y profesionales no universitarias.

“En este sentido, el foco y los esfuerzos debieran estar en lograr que los distintos tipos de instituciones mejoren su calidad y en diseñar políticas públicas que potencien el actual nivel de desarrollo con que operan en el sistema, en vez de aumentar el número de planteles por región. Crear 15 nuevos CFT estatales en regiones como pretende este proyecto es desconocer la capacidad que ya está instalada”, comentó Figueroa.

También destacó que la experiencia reciente muestra que el hecho de estar vinculado a una universidad estatal no garantiza el éxito de la institución: en los últimos años, tres CFT ligados a instituciones del Estado han debido cerrar (CFT Ignacio Domeyko, Itpuch y CFT Utem). Además actualmente existen dos CFT ligados a universidades estatales que no cuentan con acreditación, lo que demuestra que existen desafíos de calidad importantes antes de pensar en aumentar la cantidad de instituciones.

Objetivos adecuados, instrumentos equivocados 

En general los objetivos del proyecto son adecuados, sin embarg,o no se proponen los instrumentos adecuados para lograr dichos fines.

En esta línea, el director ejecutivo de Acción Educar valoró que el proyecto de ley tenga entre sus objetivos declarados el mejorar la calidad de la educación técnica, sin embargo criticó que según lo establece el proyecto, los nuevos CFT nacerían autónomos y por lo tanto no deberán someterse al proceso de licenciamiento que todas las instituciones de educación superior deben realizar, en que el Consejo Nacional de Educación supervisa el buen funcionamiento inicial de las nuevas instituciones y verifica su calidad antes que obtengan su autonomía. Si lo que se busca es promover una formación de calidad, saltarse este paso no contribuye a ello.

El proyecto de ley tiene también entre sus objetivos el potenciar el vínculo entre los nuevos centros y el sector productivo, que es uno de los desafíos mayores de este tipo de educación. Sin embargo, en el proyecto no se hace mención ni se establece de forma clara cómo se fomentará dicho vínculo. “Estos centros tal como se proponen en el proyecto, tendrán una fuerte vinculación con una universidad del Estado, las cuales incluso actuaran como tutoras, lo que se aleja de la necesaria relación con el sector productivo y puede conducir a enfoques más académicos, desviándose de lo que el mercado laboral demanda y necesita”.

Relacionado con lo anterior, Acción Educar también criticó que no se observa en la iniciativa una innovación respecto a la estructura de gobierno interno de los centros, en pos de asegurar una vinculación efectiva con el sector productivo.

Finalmente se hizo ver a los parlamentarios que el proyecto se limita a establecer como principal instrumento para lograr la articulación de trayectorias formativas la coordinación entre las nuevas instituciones que se creen y las universidades del Estado. “Se trata de una visión limitada puesto que desconoce las relaciones que hoy existen en el sistema de educación superior entre instituciones diversas y las necesidades de fortalecerlas. Lo específico de esta medida puede afectar negativamente la visión global que se debe tener sobre esta materia”, señaló.

Propuestas

No obstante que la creación de esta red de CFT estatales no parece ser la manera más adecuada de enfrentar los desafíos de la educación técnico profesional, Acción Educar presentó algunas propuestas que a nuestro juicio permiten perfeccionar el proyecto:

  • Para dar mayor garantía de calidad de los nuevos proyectos, se recomienda reemplazar la tutela y acompañamiento por una universidad del Estado, así como la supervisión del Consejo Nacional de Educación, por la obligación de someterse al licenciamiento al que se refiere el artículo 97 y 98 de la LGE.
  • Para fortalecer la descentralización regional y considerando la oferta educativa ya existente, se sugiere abordar este tema corrigiendo las actuales discriminaciones de parte del Estado en la entrega de ayudas estudiantiles a los alumnos de CFT e IP en relación con las que se destinan a las universidades. En esta línea se debe revisar el anuncio sobre gratuidad para el año 2016, ya que considerando los requisitos anticipados, los alumnos que asisten a CFT e IP de siete regiones del país quedarían sin acceso a la gratuidad.
  • Para una efectiva vinculación con el sector productivo se sugiere: Suprimir la vinculación de los nuevos CFT a las universidades del Estado; Dotar a los nuevos CFT de formas de gobiernos internos que aseguren su independencia y una representación mayoritaria del sector productivo nacional y regional, a través de las entidades gremiales más representativas.
  • El proyecto establece una vinculación de carácter docente y curricular entre los nuevos CFT y las universidades. Los programas de formación técnica requieren constante revisión y actualización, la que depende de una buena relación con el sector productivo más que con el mundo académico. Por ello se recomienda incorporar en el proyecto un artículo nuevo permanente que incorpore explícitamente al sector productivo en el diseño y revisión periódica de la oferta académica de los nuevos CFT.

Tras la presentación de Acción Educar, parlamentarios de distintos sectores políticos hicieron presente al Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, quien también asistió a la sesión, la conveniencia de revisar ciertos aspectos del proyecto en orden a asegurar una mejor vinculación de las nuevas instituciones con el sector productivo y la importancia de incorporar estos nuevos centros al proceso de licenciamiento, con el objetivo de velar por la calidad de estos proyectos.

Ver presentación completa de Acción Educar

MÁS NOTICIAS