Carta al director: Transparencia amenazada

11 de Marzo, 2018

Email this to someoneTweet about this on Twitter

Por Luz María Budge, Loreto Fontaine, Trinidad Montes, Patricia Matte, Daniel Rodríguez, Sylvia Eyzaguirre, Lily Ariztía, Alejandro Weinstein, Carmen Le Foulon, María Paz Arzola, Francisca Dussaillant y Carolina Velasco.

Vemos con preocupación el proyecto de ley miscelánea presentado por el Gobierno a días de entregar el poder y que, entre otras cosas, incorpora modificaciones a la ley SNAC. Por un lado, el proyecto propone que los resultados Simce solo podrán informarse en cifras agregadas de carácter nacional, regional, comunal o por agrupación de comunas. Por otro lado, extiende el plazo de cierre para los colegios ordenados en categoría insuficiente.

Urge aclarar que ni el Mineduc ni la Agencia de Calidad generan rankings, y los listados que conocemos son generados por los medios de comunicación, puesto que es información de interés público. Un sistema escolar basado en la libertad de elección solo puede operar si las familias cuentan con información relevante para tomar decisiones. Restringir el acceso de los ciudadanos a dicha información es un retroceso.

Se dice que esta ley busca evitar la estigmatización de los colegios de peor rendimiento, pero cabe preguntarse si invisibilizarlos será el mejor camino para resguardar el derecho a la educació de los niños que asisten a ellos. Alrededor del 75% de esos niños muestra aprendizajes insuficientes, es decir, tienen al menos dos años de retraso. Creemos que la ciudadanía tiene el derecho a saberlo y a exigir que el Estado actúe.

El proyecto también contempla la postergación de la decisión de cierre de escuelas a ocho años. Si esto sucediera, estaríamos permitiendo que esos niños sigan cuatro años más sin recibir la educación que como país hemos declarado que es su derecho. ¿Es razonable darles más oportunidades a las escuelas que a los casi cien mil alumnos de media y los casi ciento cincuenta mil de básica que están cada día perdiendo oportunidades para aprender y tiempo clave para desarrollarse?

Resulta incomprensible que se dé esta señal, por lo demás contradictoria con el discurso de la creación de un sistema nacional de aseguramiento de la calidad que dice buscar garantizar el derecho de los niños a una educación de calidad.

 

Leer carta en El Mercurio.

MÁS NOTICIAS