Emol: Mejores sueldos y aumento de puntaje PSU; ¿Postularán más estudiantes a las carreras de pedagogías?

5 de Enero, 2018

Email this to someoneTweet about this on Twitter

Como uno de los pilares de la reforma educacional, con la nueva Ley Carrera Docente el objetivo es aumentar la valoración de los profesores del país y contribuir a la formación de profesionales con calidad.

Por D. Almazabar

Hace unos días miles de jóvenes participaron en el proceso de postulación a la educación superior y a mediados enero se iniciará el periodo de matrículas. ¿Vendrán cambios para este nuevo proceso de admisión a las carreras de pedagogía?

Entrando en vigencia en 2017, entre las modificaciones que exige la Ley Carrera Docente se encuentran nuevos requisitos para el ingreso a la educación superior como haber obtenido 500 puntos ponderados en la prueba de Lenguaje y Matemática de la PSU o que el alumno este dentro del 30% superior de su generación, y para el año 2023 se exigirá un puntaje mayor a 550 puntos y estar dentro del 10% de la generación.

Por otro lado, se exige la acreditación obligatoria de la carrera y una mejora en las condiciones salariales, que apuntan a que los profesores que trabajen en colegios municipales tengan una remuneración mínima de $800 mil para un contrato de 37 horas. En el caso de los docentes en ejercicio, sus remuneraciones aumentarán en promedio en un 30%.

Con estas modificaciones y exigencias, el temor era que la postulación a las carreras de pedagogía disminuyera. De hecho, según informó el Consejo Nacional de Educación (CNED), en la matrícula 2017 existió una baja general en el número de estudiantes de un 10,5% en comparación al año anterior.

Déficit de profesores

De acuerdo a estudio del Centro de Investigación Avanzada de Educación (CIAE), una preocupación latente es el descenso sostenido en la matrícula en Pedagogía en Educación Básica, donde disminuyeron en un 64% entre el 2005 y 2017, lo que “alerta sobre una posible falta de candidatos para recambio y para nuevas contrataciones”.

Por otro lado, desde Elige Educar realizaron un estudio para el CNED donde indican que “con los aumentos en la selectividad de las carreras de educación, la ampliación del porcentaje de horas no lectivas, y sin la implementación de políticas potentes para la atracción de estudiantes a estas, es posible proyectar un déficit de docentes en varias disciplinas y niveles”.

Sobre este posible déficit, el director ejecutivo de Elige Educar, Joaquín Walker dice que en el caso particular de educaciónnbásica, “se requerirá un alto número de nuevos profesores para hacer frente a la mayor demanda generada por la Política Nacional Docente. Si no hay un aumento en atracción hacia esta carrera, se estima que en 10 años más faltarán aproximadamente 16.150 profesores”.

En tanto, el estudio de Elige Educar revela que en el caso de enseñanza media, la carrera pedagogía en Ciencias tendrá para el 2031 un “déficit en casi todas las regiones del país, exceptuando el Maule, Valparaíso y Biobío. En este caso, la principal causa es la escasa cantidad de matriculados en carreras de pedagogía del área durante el 2017, situación que podría reiterarse en los próximos años”.

Asimismo, Walker apunta a la necesidad de contar con docentes con especialidad. “En enseñanza media, por ejemplo, casi el 50% de las horas de Física no son impartidas por docentes que tienen la especialidad”, indica.

Beca Vocación de Profesor

Entre las iniciativas para estimular la titulación de nuevos docentes está la Beca Vocación de Profesor a partir de 2011. En los últimos años de la beca se ve un aumento de los postulantes. Para la Admisión 2015 hubo un total de 42.192 postulaciones; la de 2016 hubo 22.533 y en 2017 hubo 47.077.

De acuerdo a Raúl Figueroa, director ejecutivo de Acción Educar esta beca “ha tenido una recepción positiva que se ve reflejada en que tanto las postulaciones como las asignaciones del beneficio han sido elevadas”.

Y agregó que “las excepciones dicen relación con una baja en las postulaciones en 2016 que podría atribuirse a la implementación de la gratuidad y al hecho que dicha política distorsiona los incentivos correctos que tiene la Beca, poniendo énfasis en el beneficio pero eliminando el compromiso de retribuir trabajando en establecimientos subvencionados”

Ante el objetivo de que se titulen más profesores en Chile, Figueroa indica que “la beca ya cuenta con incentivos interesantes para jóvenes de altos puntajes, específicamente la posibilidad de seguir estudios en el extranjero para aquellos que obtienen más de 700 puntos. Por lo tanto, más que perfeccionar la beca, los esfuerzos deberían estar en mejorar las condiciones del sistema educacional para que no solo sea atractivo estudiar, sino que por sobre todo ejercer la docencia”.

Ver noticia en Emol.

MÁS NOTICIAS