Ahoranoticias: Alumnos de menores ingresos quedarían más endeudados con el nuevo CAE

8 de Agosto, 2018

Email this to someoneTweet about this on Twitter

Una forma de enfrentar este problema sería complementar el crédito con un sistema de becas que modere el cofinanciamiento.

Un análisis de la Fundación Acción Educar sostiene que el nuevo Sistema de Financiamiento Solidario (SIFS), el cual reemplazaría al actual Crédito con Aval del Estado (CAE) e impulsado por el Presidente Sebastián Piñera, provocaría más deudas en alumnos de los primeros deciles, en comparación a los del último de estas categorías.

Este crédito recurre a una fijación indirecta de precios para los estudiantes del 60% más vulnerable, lo que resultará en una reducción significativa de los recursos que el país está invirtiendo en educación superior, sostiene el organismo.

Esta fijación de precios ocurre porque se obliga a las instituciones a cofinanciar a los estudiantes, mediante un préstamo interno adicional al estatal, cuando el arancel real sobrepase el monto financiado por el crédito.

Sin embargo, para el director ejecutivo de Acción Educar, Daniel Rodríguez, según dijo a La Tercera, el proyecto “es positivo, pero que tiene problemas de diseño”, porque “los estudiantes del decil 1 ($48 mil per cápita), que son los más vulnerables, quedarían más endeudados con el Fisco que aquellos del decil 6 ($193 mil per cápita), porque la cobertura para el primer grupo es mayor”.

“Así, si una carrera llega a costar $4.180.000 al año, el Estado le prestará $3.933.828 a un alumno del primer decil. Y podría acceder a una beca de su universidad por $246.172. Por su parte, habría una menor cobertura para los grupos de más recursos: un estudiante del sexto decil accedería a un préstamo anual de $3.687.657 y la diferencia para cubrir el arancel sería de $492.343, que sería financiado con una beca. A la larga, el alumno de menos ingresos tendría una deuda mayor con el Fisco”, sostiene el medio.

De acuerdo a la fundación, “una forma de enfrentar este problema es complementar al SIFS con un sistema de becas que modere el cofinanciamiento, establecer formas de cobranza integradas que mejoren la restitución de los remanentes que las instituciones presten a los estudiantes, así como limitar la cobertura del crédito al valor del arancel regulado para los deciles de mayores ingresos”.

Ver noticia en Ahoranoticias.

MÁS NOTICIAS