El Mercurio: Expansión de la gratuidad para la educación superior elevaría en $6 mil millones el déficit de universidades

28 de Octubre, 2017

Email this to someoneTweet about this on Twitter

Este año, la brecha total en los planteles fue de $17 mil millones y podría llegar a los $23 mil millones en 2018.

Por Nicolás Álvarez

La cuarta subcomisión mixta de presupuesto, encargada de revisar la partida del Ministerio de Educación para 2018, aprobó esta semana la gratuidad para la educación superior para los alumnos pertenecientes al 60% más vulnerable. Y aunque todavía faltan instancias para su despacho del Congreso, el Gobierno ya proyectó que 381 mil jóvenes podrían llegar a ser beneficiados con esta política, 118 mil más de los que hubo este año.

A raíz de este cambio, el centro de estudios Acción Educar analizó el impacto que el avance de la gratuidad del quinto al sexto decil podría tener en 10 instituciones de educación superior que han tenido mermas económicas por la política. Esto, porque sostienen que el aporte económico que hace el Estado por los alumnos beneficiados de la gratuidad es menor a los ingresos que recibirían si cobraran sus aranceles.

La estimación

El análisis de Acción Educar concluyó que el próximo año, en total, el déficit financiero de los planteles debido a la implementación de la gratuidad en la educación superior superaría los $23 mil millones. Esto es $6 mil millones más que este año, que llegó a $17 mil millones.

Para llegar a esa conclusión, el centro de estudios consideró 89 mil alumnos del sexto decil que podrían estudiar en los 10 planteles que actualmente tienen merma económica.

Con ello elaboró tres escenarios (ver infografía). El primero consideró el aumento de 35% de estudiantes con gratuidad en cada una de esas instituciones. El segundo tomó en cuenta el aumento de los 89 mil estudiantes y los distribuyó de forma idéntica a quienes ya poseen el beneficio. Y el tercero consideró a los 89 mil alumnos nuevos, pero los repartió de manera proporcional entre los estudiantes que actualmente pertenecen al quinto decil.

Según el análisis, el mayor déficit lo tendría la U. Diego Portales, con $7.562 millones, y el menor, la U. de O’Higgins, con $93 millones de merma.

Consecuencias

Raúl Figueroa, director ejecutivo de Acción Educar, afirma que estas brechas son consecuencia del diseño de la política de gratuidad y asegura que es necesario hacer una revisión “en términos de evitar que se produzcan efectos negativos en el desarrollo del sistema”.

A su juicio, es necesario poner atención en los efectos de la fijación de precios en aquellas instituciones que reciben menos recursos por concepto de gratuidad que por lo que habrían recibido por aranceles reales. “Eso puede tener efectos graves en la calidad del sistema, porque esas brechas se van acumulando en el tiempo y van impactando en el desarrollo de esas instituciones (…). Aquellas entidades que necesitan más recursos para llevar adelante sus proyectos se ven restringidas, y eso impacta de distinta forma en la manera de desarrollar sus proyectos educativos”, afirma Figueroa.

Según el estudio, es posible que el déficit del próximo año supere los $23 mil millones, porque aún falta considerar a los otros 29 mil estudiantes de las instituciones que se sumarán a las 44 que ya poseen gratuidad.

Ver nota en El Mercurio

MÁS NOTICIAS